Servicios

La Fisioterapia Manual consiste en un conjunto de técnicas y terapias que se aplican a través de las manos del fisioterapeuta, sin emplear otro tipo de herramientas. Con estas técnicas se busca reducir el dolor, mejorar la movilidad articular, aumentar la extensibilidad muscular y nerviosa y, en definitiva, mejorar la funcionalidad del paciente.

Algunas de las técnicas de fisioterapia manual son el masaje, técnicas de liberación por presión mantenida en puntos gatillo miofasciales (conocidos como contracturas), movilizaciones articulares  para aumentar el recorrido de movimiento, manipulaciones articulares de baja o alta velocidad, estiramientos musculares y movilización neuromeníngea. Esta última es una técnica de movilización, estiramiento y deslizamiento nervioso que se emplea para liberar, en la medida de lo posible, atrapamientos nerviosos y reducir con ello el dolor neuropático.

Desde la fisioterapia manual se pueden tratar todo tipo de lesiones como el dolor muscular, las lesiones articulares (esguinces, capsulitis, inestabilidad, tendinosis, etc), procesos post-quirúrgicos (prótesis, fracturas que necesiten cirugía, artroscopias…), lesiones deportivas, debilidad muscular y patologías neurológicas, tanto del sistema nervioso central (ictus, parálisis cerebral…) como del sistema nervioso periférico (síndromes de atrapamiento nervioso).

El tratamiento del Suelo Pélvico está pensado para todo tipo de mujeres y hombres que tengan o quieran prevenir cualquier patología derivada del envejecimiento de los tejidos, el parto, cirugías de próstata, histerectomías, etc. 

Algunas de las técnicas empleadas en el tratamiento del suelo pélvico son:

  1. Masaje de la musculatura perineal para mejorar la extensibilidad en el pre-parto o reducir el dolor en el caso de la presencia de una contractura en la musculatura del suelo pélvico.
  2. Empleo de biofeedback para mejorar la percepción de nuestro suelo pélvico y conseguir así una correcta contracción y relajación de la musculatura. Esta técnica consiste en la introducción de un electrodo por vía vaginal o anal mediante el que podemos ver la actividad eléctrica de la musculatura en la pantalla del ordenador a través de una gráfica, facilitando así la realización de la contracción y la relajación.
  3. Fortalecimiento muscular de todo tipo de fibras para prevenir prolapsos y reducir y eliminar la incontinencia urinaria de esfuerzo. Se realiza un entrenamiento muscular, indicando pautas para poder realizar los ejercicios correctamente en casa.
  4. Electroestimulación para potenciar la fuerza de la musculatura o disminuir la incontinencia urinaria de urgencia. En cualquier caso, en la incontinencia urinaria de urgencia, es necesario que el caso esté supervisado por un urólogo.

La fisioterapia puede ayudar a mejorar determinadas patologías del suelo pélvico, aumentando significativamente la calidad de vida de la persona que se somete a tratamiento. No obstante, es importante tener en cuenta que hay determinadas patologías o situaciones en las que la fisioterapia no es la solución y son necesarias otro tipo de intervenciones. Por ello siempre es importante buscar a un profesional cualificado que sepa en qué situaciones se puede intervenir y mejorar y en cuáles es mejor derivar a otro tipo de profesional médico y no entorpecer o empeorar la situación de esa patología.

La fisioterapia pediátrica comprende un conjunto de técnicas que se utilizan en diversos tipos de disfunciones o patologías que pueden aparecer o encontrarse presentes en la infancia, con la finalidad de mejorar la funcionalidad y la calidad de vida del niño.

Algunas de las patologías susceptibles de tratamiento son:

  1. Cólicos del lactante, que se tratan mediante el masaje abdominal. En la sesión se instruye a los padres para su realización domiciliaria. El masaje está compuesto por una serie de movimientos que facilitan la expulsión de los gases y además favorece los movimientos intestinales, ayudando a madurar el sistema digestivo y disminuyendo la frecuencia con la que aparecen los cólicos.
  2. Tortícolis congénita. Se emplean técnicas de masaje suave y movilizaciones, así como la facilitación del movimiento del niño hacia rangos articulares limitados y la estimulación y entrenamiento para fomentar la movilidad hacia el lado afectado.
  3. Otro tipo de patologías traumatológicas como esguinces, lesiones deportivas, recuperación de fracturas, inmovilizaciones, procesos postquirúrgicos etc.

Consiste en la introducción de una fina aguja en un punto doloroso del músculo, que coincide con un nódulo dentro de una banda tensa del músculo (conocido comúnmente como contractura). Una vez dentro, la aguja se moviliza en diferentes direcciones tratando de conseguir una contracción muscular con la que se consigue limpiar la zona de sustancias irritantes que generan dolor, aliviando éste a corto plazo y mejorando el rango de movimiento y elasticidad del músculo.

Esta técnica es muy efectiva para la recuperación de dolores musculares, aunque también se pueden aplicar sobre algunos ligamentos o tendones. 

Consiste en enseñar al paciente una serie de pautas y ejercicios, que mediante el movimiento disminuya el dolor, fortalezca la musculatura y su elongación y mejore el recorrido articular.

Mediante el aprendizaje, el paciente podrá desarrollar los ejercicios en su domicilio como forma de entrenamiento para que los efectos derivados del ejercicio se mantengan en el tiempo. Durante el aprendizaje, el fisioterapeuta guiará al paciente, corrigiendo la posición y guiando el movimiento, para que después se pueda reproducir en el domicilio de la forma correcta.

También se realizan tratamientos a domicilio en los Concellos de Burela, Cervo, Xove, Ferreira, Alfoz, Foz y Barreiros.

Se pueden realizar en el domicilio todas las especialidades descritas anteriormente, ya que se cuenta con material portátil para todas ellas.